POESÍAS DEL TALLER DE TÚ DECIDES

Tengo un loco en mi cabeza


Tengo un loco en mi cabeza 
que no me deja dormir.
..... pesadillas vividas
Mi desdicha no tiene fin.
El maldito me despierta
Y no puedo discernir
Me revuelco entre las sábanas 
Para de este sueño salir
Me levanto de la cama
Empezando a sobrevivir
De la noche pasa al día
Comenzando resurgir  (Gorry)

El calor de los amigos
junto a mí puedo sentir.
La familia me rodea,
al monstruo le hace huir.
Salgo a la calle contento,
puede ser un día feliz. (Variación de Azucena)
Tengo algo en mi cabeza


Tengo algo en la cabeza

que no me deja vivir.

Ni la ciencia ni los médicos

han sabido descubrir

qué tengo yo en la cabeza

que no me deja vivir. 

Saben poco los humanos

de la secreta masa gris

¿Qué van a saber entonces

de lo que me pasa a mí? 

Tengo algo en la cabeza

que no me deja vivir.

La angustia y la ansiedad

se ceba día no y día sí

en mi mente solitaria 

que pide a gritos

el fin de todos estos tormentos,

delirios, alucinaciones mil.

Mi cerebro se dispara

y nadie acierta a impedir

que yo sufra la tortura

de mi cerebro febril.

Hay algo en mi cabeza

que no me deja vivir.

Ojalá haya remedio

para esta enfermedad sutil

 que se llama esquizofrenia

y rompe la realidad así:

se oyen voces, ves cosas

que no están aquí. 

Tengo algo en mi cabeza

que no me deja vivir.  (Ismael)
JUGANDO CON EL LENGUAJE

A ver si encuentro encaje
a todos mis anclajes y embalajes
sin aceptar chantajes:
A sastre, traje;
a sonda, sondaje;
a coche, garaje
a vida, linaje... 
(que del oficio literario son gajes),
y añado, con milimétrico desparpajo, engranaje,
fichaje, abordaje, doblaje,
mensaje, equipaje...,
haciendo constar que no admito tutelajes ni chantajes.
Así que respétenme este libertinaje
de juguetear con el lenguaje
cuando me voy de viaje
con este diccionarial equipaje
del que soy un humilde y transportador paje
a través del pasaje y el paisaje. (Chus)

Hamburguesa o infusión.                                   
       
Hamburguesa o infusión
Es lo que me pregunto yo
Es una gran decisión.

Era la hora de merendar
Tenía mucho hambre
Y no podía más

Tenía cierta ansiedad
Que no podía calmar
Ni ansiolíticos ni na.

Estaba gordo
 y casi no podía caminar
Al búrguer quise entrar

Pedí una tila
Y como no había
Pedí un menú completo

Y mientras se reían.
A bocados 
Yo me lo comía  (Robi)


FILOMENA

Un invierno más llegó
Comenzó a nevar y pronto
Supimos que lo de Noé
Iba a ser cosa menor
El Ártico llegó a la Gran Vía
Y uno con esquíes la atravesó
Otro, al resbalar, con sus dientes
En el hormigón dio
En la carretera los coches
Atrapados bebían caldos y licor
Para hacer más llevadera 
Toda la situación
Los niños hacían un gigantón
Con bolas de sorbete
Por la zona de San Antón
Los informativos abrían, y entre
Las noticias hacían otro follón
Que duró mil lustros
Y un resbalón
Los rezos fueron oídos
Y se marchó este aluvión. (Oscar)